La reconstrucción mamaria se logra a través de varias técnicas de cirugía plástica que intentan restaurar una mama en forma, apariencia y  tamaño normal después de la mastectomía.

Aunque la reconstrucción de mama puede reconstruir la mama, los resultados son muy variables.

Una mama reconstruida no tendrá la misma sensibilidad que la mama que sustituye.

Las líneas de incisión siempre serán visibles en la mama, ya sea de la reconstrucción o de la mastectomía.

Ciertas técnicas quirúrgicas dejarán las líneas de incisión en la zona donante y suelen encontrarse en las zonas menos expuestas del cuerpo como la
espalda, el abdomen o los glúteos.

Si sólo una mama se ve afectada, la reconstrucción puede ser unilateral.  Sin embargo, un levantamiento, la reducción o aumento de la mama contralateral  puede  ser recomendable para simetrizar las dos mamas y así obtener un resultado de mayor calidad estética.

La decisión de someterse a una cirugía de reconstrucción de mama es muy personal. Usted tendrá que decidir si los beneficios alcanzarán sus objetivos y si los riesgos y las complicaciones potenciales son aceptables.
Su cirujano plástico le explicará en detalle los riesgos asociados con la cirugía. Se le pedirá que firme formularios de consentimiento para asegurar que usted entiende completamente los procedimientos que se someterá y los riesgos o complicaciones potenciales.
Los posibles riesgos de la reconstrucción de la mama incluyen, pero no se limitan a hemorragia, infección, mala cicatrización de las incisiones, y riesgos de la anestesia.
 También debe saber que:
La cirugía con colgajo incluye el riesgo de la pérdida parcial o completa del mismo y una pérdida de sensibilidad tanto en el sitio dador como en el sitio de la reconstrucción.
El uso de implantes conlleva el riesgo de la firmeza del pecho (contractura capsular) y la ruptura del implante.
Los implantes mamarios no afectan la salud de la mama. Investigaciones científicas llevadas a cabo por grupos independientes como el Instituto de Medicina de E.E.U.U.  no han encontrado ningún vínculo comprobado entre los implantes de mama y las enfermedades sistémicas autoinmunes u otras. .

 

Hay tres tipos principales de la reconstrucción mamaria. El primer tipo de reconstrucción utiliza un implante relleno de gel de silicona para recrear la mama. Una segunda opción es crear una mama con tejido tomado "prestado" de otra parte del cuerpo. El último tipo de reconstrucción combina el uso de un implante con  tejido tomado "prestado" de la espalda.
Su cirujano plástico y su equipo analizarán estos métodos con usted y la aconsejarán sobre cual opción es la más adecuada para usted dependiendo en su estado físico y las características de su tratamiento.

¿Quién puede hacerse la reconstrucción?

La mayoría de las mujeres que han tenido una mastectomía completa o parcial (extirpación de todo o parte de la mama y el pezón) son candidatas para la reconstrucción mamaria. Si usted ha tenido o tendrá la radioterapia en la mama, puede influir en el tipo de reconstrucción, y en la oportunidad. Algunos pacientes necesitarán quimioterapia después de la mastectomía, y esto también puede afectar el tiempo de su reconstrucción.

¿Cuándo comenzar la reconstrucción?

La reconstrucción puede ser inmediata (al mismo tiempo que la mastectomía) o diferida (en un momento posterior). Esta decisión podrá estar determinada por las características y la etapa del cáncer de mama, y ​​se hará en conjunto con el mastólogo. En muchos casos, la reconstrucción inmediata es una opción razonable y segura.

Reconstrucción Inmediata

La reconstrucción inmediata ha demostrado ser una opción segura para muchas mujeres. En este tipo de reconstrucción, la reconstrucción mamaria se realiza al mismo tiempo que la mastectomía. Esto puede ayudar a minimizar el efecto negativo que una mastectomía puede tener en la imagen corporal y en la autoestima. La reconstrucción inmediata también reduce el número de los anestésicos necesarios para completar la reconstrucción. Si usted está interesada en comenzar la reconstrucción en el momento de la mastectomía, usted debe solicitar a su mastólogo la derivación para que usted pueda consultar a un cirujano plástico.

La reconstrucción diferida

La reconstrucción diferida se lleva a cabo varios meses o incluso años después de la mastectomía una vez que los otros tratamientos contra el cáncer han finalizado. Generalmente preferimos esperar un mínimo de 6 - 9 meses después de la finalización de la radioterapia para dar tiempo a que la piel del pecho se recupere antes de realizar la reconstrucción mamaria.



Hay tres métodos de reconstrucción.

a) la reconstrucción con implantes,

b) la reconstrucción utilizando su propio tejido (reconstrucción "autóloga"),

c) la reconstrucción utilizando su propio tejido combinado con un implante.

A. Reconstrucción con Implantes

Esto se puede hacer en un o dos tiempos. El procedimiento en dos etapas es la técnica que se realiza más comúnmente en Argentina, Canadá y los Estados Unidos.  La reconstrucción en un tiempo permite la colocación directa del implante se puede realizar de forma segura en pacientes seleccionados, habitualmente de mamas pequeñas. Otra forma de realización de la reconstrucción con implantes de una sola etapa utiliza un implante ajustable que puede ser llenado con el tiempo para expandir la piel y alcanzar el volumen ideal.
En la reconstrucción con implante de dos tiempos, el volumen de la mama se crea por primera vez mediante la colocación de un expansor de tejido debajo de la piel y el músculo del pecho. Debido a que la piel, así como el tejido mamario se quitan en el momento de la mastectomía, por lo general es necesario para estirar o expandir  la piel restante y el músculo del pecho antes de insertar el implante permanente. Los implantes temporales (expansores tisulares) logran esta expansión progresiva mediante inyecciones de solución salina. El proceso de expansión se repite 6-8 veces durante las visitas al consultorio en forma semanal o quincenal.

Algunas semanas después de la última expansión, el expansor de tejido es reemplazado por  un implante permanente bajo anestesia general. En esta etapa se aprovecha para simetrizar la mama contralateral mediante el aumento, el levantamiento o la reducción de la misma.


Caso operado y provisto por el Dr. Horacio F. Mayer

En la reconstrucción con implantes de una sola etapa, se utiliza un implante / expansor de tejido ajustable. El cirujano plástico ajustable colocar el implante debajo de la piel y el músculo como un expansor de tejido tradicional, y llenar el dispositivo con el tiempo con solución salina. La diferencia es que el dispositivo está diseñado y fabricado como un implante permanente. Cuando se alcanza el volumen ideal, el cirujano plástico puede quitar el tubo de llenado dejando el dispositivo como el implante permanente.

Si el tejido mamario ha sido tratado previamente con radioterapia , la reconstrucción protésica no es la primera opción.

Seguridad de los implantes de mama

Los implantes de gel de silicona son seguros y estén disponibles para su uso en Argentina. La posibilidad de que un implante se "rechazado" por el cuerpo es remota.

Aunque en la década del 80, se especuló que el gel de silicona podía estar asociado con el cáncer de mama y los trastornos autoinmunes, muchos estudios publicados en los centros universitarios de renombre en todo el mundo han encontrado ninguna prueba que justifique esta relación causa-efecto. Los implantes de silicona de nueva generación contienen gel de silicona más espeso que es más cohesivo y a su vez tienen la ventaja de ser de forma estable.

Expectativas y Resultados

El expansor de tejido a veces puede causar una sensación de presión u opresión en el pecho cada vez que se agregue líquido. El efecto secundario más común del procedimiento de implante es el endurecimiento gradual de la mama debido a la contractura capsular. Mientras que los implantes de mama mismos nunca se endurecen, el cuerpo normalmente forma una cápsula o capa de tejido cicatricial alrededor del objeto extraño, en este caso el implante de mama. En la mayoría de las mujeres, la cápsula de tejido de la cicatriz permanece suave y flexible, pero en algunas mujeres (10%) de la cápsula puede ser inusualmente espesa resultando un mama rígida y dolorosa. En estos casos, se puede necesitar cirugía para aliviar estos síntomas. Otras complicaciones de la reconstrucción con implantes incluyen: infección (4%), mala posición del implante (3%), y las arrugas (2,5%). En general, un implante de mama reconstruida se sentirá un poco más firme que la mama natural.

B. Reconstrucción autóloga

La reconstrucción de la mama con tejido autólogo utiliza el propio tejido del paciente para crear una nueva mama. Permite la creación de una mama en una sola etapa. Es posible en la mayoría de los pacientes.

Reconstrucción con tejido abdominal utiliza el propio tejido abdominal del paciente para reconstruir una mama. Hay dos formas principales en las que el tejido abdominal puede ser transferido en el pecho para construir un pecho: pediculado o libre (con anastomosis microquirúrgica).

Colgajo Miocutáneo TRAM

El colgajo miocutáneo transverso de Recto Abdominal (TRAM) se basa en el músculo recto abdominal para el suministro de sangre a la piel y la grasa abdominal inferior. Después de que el colgajo se ha tallado, se hace un túnel debajo de la piel entre el abdomen y el defecto de la mastectomía para reubicar el colgajo abdominal en el pecho. Dado que todo el músculo recto se utiliza para la reconstrucción, el sitio donante abdominal se cierra usando ya sea con suturas o con el uso de una malla permanente para restablecer la fuerza abdominal.


Caso operado y provisto por el Dr. Horacio F. Mayer

El colgajo TRAM libre y el colgajo DIEP son una evolución del colgajo TRAM pediculado y sólo se llevan a cabo en determinados centros con experiencia en microcirugía. Dado que el tejido abdominal inferior debe estar completamente separado del cuerpo y se transfiere en el pecho, la microcirugía se requiere para restablecer la circulación de la piel trasplantada y la grasa.  El principal riesgo de técnicas de colgajo libre es que en 1 a 3% por ciento de los pacientes, la micro-anastomosis  falla en restablecer la conexión con el tejido abdominal transferido en el pecho determinando la pérdida del colgajo y el fracaso de la reconstrucción. Las mujeres que son fumadores activos, obesos o sufren de enfermedades como la diabetes o trastornos de coagulación tienen un mayor riesgo. Los tiempos quirúrgicos para los métodos de microquirúrgos de reconstrucción mamario son generalmente el doble de tiempo en comparación con la técnica de colgajo TRAM pediculado.

Expectativas y Resultados

La reconstrucción utilizando el propio tejido abdominal generalmente resulta en una sensación más natural. Su nueva mama se integrará plenamente en el cuerpo y responderá a los cambios en el peso del cuerpo como lo haría su mama natural.

Cuando su abdomen se utiliza como el tejido donante para la reconstrucción mamaria, la cicatriz se extiende desde un lado a otro a nivel de la línea del vello púbico. Esta cicatriz es generalmente un poco más alta que la cicatriz de una cirugía estética de abdomen. Aunque este método eliminará el exceso de piel y grasa de su abdomen, no hará que su abdomen sea completamente plano. Siempre hay que tener en cuenta que el objetivo principal de este procedimiento es la reconstrucción post- cáncer de mama, no el aplanamiento del abdomen.

La recuperación de la reconstrucción con colgajo abdominal dura entre 6-8 semanas. Aunque la mayoría de las molestias físicas disminuye en las primeras dos semanas, hay fatiga persistente durante el resto del período de descanso. No es raro experimentar la plenitud, rigidez o entumecimiento de la piel abdominal. Estos síntomas casi siempre mejoran con el tiempo, pero puede tardar hasta 6 meses o más.

En un pequeño porcentaje de las mujeres, especialmente aquellos que requieren ambos pechos a ser reconstruida, existe un mayor riesgo de hernia abdominal y la formación de protuberancia siguiendo el procedimiento de colgajo abdominal.

En ocasiones puede haber un fenómeno llamado "necrosis grasa" en la mama recién reconstruida. Es decir, cuando la grasa del colgajo abdominal no recibe suficiente suministro de sangre en su nueva posición y forma una cicatriz como resultado. Esto se manifiesta como un bulto duro debajo de la piel de la mama que puede generar alarma cuando se detecta. Por lo general el cirujano plástico puede diferenciar entre necrosis grasa y la recurrencia del cáncer en el examen clínico. Si hay alguna duda, entonces se someterá a una biopsia con aguja o una resonancia magnética para llegar a un diagnóstico.

La reconstrucción del pezón y la areola

Es aconsejable esperar al menos 3 meses para que la mama reconstruida tome su posición final, y así el pezón y la areola se puedan colocar en la posición correcta. La reconstrucción de la areola y el pezón se realizan en forma ambulatoria, por lo general sólo con anestesia local. Este procedimiento normalmente implica muy pocas molestias.
El pezón puede reconstruirse con un colgajo en forma de estrella del mismo tejido adiposo y piel de la mama reconstruida. Si el pezón de la mama contralateral es prominente, una parte de ella se puede utilizar como un injerto para hacer un nuevo pezón de la mama reconstruida en un procedimiento llamado "bipartición de pezón". La areola se puede hacer de un injerto de piel tomada de la areola contralateral o del pliegue interno del muslo, o bien mediante un tatuaje.

Con bipartición de pezón
Con colgajo en estrella

C. Reconstrucción con implante asociado a tejido autólogo

Este tipo de reconstrucción mamaria requiere el uso de un expansor de tejido pequeño o  implante pequeño  debido al volumen limitado de su tejido autólogo.

Colgajo de dorsal ancho

Este colgajo toma músculo y la piel de la parte superior de la este método proporciona gran parte de la piel necesaria, no hay suficiente volumen. Por lo tanto, ya sea un expansor de tejido o implante pueden ser utilizados para proporcionar volumen.  El tejido pediculado es tunelizado debajo de la piel de la parte posterior de la mama y es transferido a la cara anterior del tórax.


Caso operado y provisto por el Dr. Horacio F. Mayer

En una etapa posterior, el expansor de tejido se reemplaza por un implante permanente. Este procedimiento se realiza con más frecuencia si la paciente ha tenido una mastectomía seguida de radiación y no cumple los criterios de un colgajo TRAM. Este procedimiento no se recomienda si la paciente realiza una gran cantidad de actividades generales repetitivas o extenuantes con los brazos.